S'ha produït un error en aquest gadget

divendres, 11 de juny de 2010


Márquez al rescate (1-1)

Rafael Márquez salvó un punto para México con un gol a once minutos de final ante Sudáfrica (1-1) en el partido inaugural de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010, correspondiente al Grupo A y disputado en el estadio Soccer City de Johannesburgo el viernes 11 de junio.

Los Bafana Bafana logaron adelantarse a la vuelta del descanso con un golazo de Siphiewe Tshabalala, pero al final les tocó lamentar la falta de acierto de Katlego Mphela en este partido cuando el defensor azteca equilibró el marcador.

La selección mexicana llevó la iniciativa del juego en el primer tiempo. También creó la primera gran ocasión de gol en una buena internada de Giovani dos Santos que Aaron Mokoena llegó a tapar con muchos apuros en los primeros compases del encuentro.

El joven delantero azteca fue quien creó más peligro en el área sudafricana junto con Guillermo Franco, que entraba por la izquierda con mucha facilidad, y a punto estuvo de inaugurar el marcador tras una asistencia de Carlos Vela. El portero Itumeleng Khune pudo tapar el remate. Los Bafana Bafana apostaron todo al contragolpe y pero a su delantero Mphela le faltó suerte para culminar sus llegadas... toda la noche.

Llegan los goles
Esa suerte cambió en el arranque de la segunda mitad. Kagisho Dikgacoi marcó una diagonal perfecta que encontró el desmarque de Tshabalala, quien se fue en velocidad y batió a Óscar Pérez con un impresionante disparo cruzado que se coló por toda la escuadra (1-0, 55’).

Khune se lució luego en la réplica rabiosa de Dos Santos sacando el balón con una palomita. Javier Aguirre decidió entonces tirar de galones para levantar el partido y dio entrada a Cuauhtemoc Blanco en lugar de Vela. Aún así, fue la portería del Tri la que se vio con más problemas ya que Mphela y Teko Modise pudieron sentenciar tras quedarse mano a mano con Pérez.

Los aztecas lograron recuperarse a tiempo. Rafa Márquez encontró la espalda a Mokoena para culminar con comodidad el pase de Andrés Guardado (1-1, 79’). El defensor anotó su segundo gol mundialista, el segundo consecutivo, además, después de haber cerrado la cuenta mexicana en Alemania 2006, en los octavos de final ante Argentina.

De ahí al final, el partido se convirtió en un ida y vuelta, con muchos espacios. Y Mphela lamentó por tercera vez, al estrellar en el palo un veloz contragolpe en el que superó en carrera a Francisco Rodríguez.

México jugará su próximo partido ante Francia en Polokwane el 17 de junio a las 20:30 (hora sudafricana) mientras que Sudáfrica se verá con Uruguay en Tshwane/Pretoria , el día 16.


divendres, 16 d’abril de 2010


La magia de Silva vale una Champions para el Valencia

El Valencia volvió a pegar un arreón rumbo a la Champions y éste puede ser ya el definitivo. Y lo hizo agarrándose a la magia de uno de sus jugones, David Silva, el valencianista, con camiseta valencianista y corazón valencianista, que liquidó al Athletic con dos goles, uno de oficio y otro de artista, albañil y delineante, paleta y arquitecto. El canario marcó la diferencia, realmente fue la calidad la que marcó la diferencia; la de Silva es evidente, pero también la de Vicente y Joaquín, tres elementos de los que no tiene el Athletic, demasiado plano, timorato a ratos e impotente.

Los de Caparrós no dieron sensación de poder pelear por la cuarta plaza, aunque están a cuatro puntos, y si siguen con su nefasta racha como visitantes, estarán condenados a mirar hacia atrás para no perder su plaza de Europa League.

El Athletic no supo jugar con los nervios del Valencia desde el principio y lo puso demasiado fácil. Regaló la primera mitad, en la que ni disparó a portería ni examinó a la zaga de circunstancias de los locales. Y fue así porque los ches le metieron más intensidad, fueron a por el partido de verdad y contaron con un gran Vicente, la mejor noticia de la noche para los locales. Entre el de Benicalap, Villa y Silva, volcaron el campo hacia la izquierda y eso que Llorente, en sus dos duelos con Albelda, salió ganador, pero los de Caparrós no incidieron en esa vía de agua.

Mientras, Banega y Baraja se adueñaban de la sala de máquinas y los ataques valencianistas terminaban en una sucesión de córners que parecían contentar a los vizcaínos, sabedores de su superioridad aérea. Pero en el pecado llevaron su penitencia y, un año más tarde, Silva tumbó el muro rojiblanco tras un saque de esquina que tocaron hasta tres ches dentro del área.

César.

Se esperaba algo más del Athletic, pero el guión no varió porque César, impresionante, evitó el empate de Llorente. El de Coria repitió su papel de salvador a disparo de Susaeta, pero en medio estuvo lo mejor del partido, el 2-0 de Silva. Joaquín le mandó un regalo al corazón del área y el canario le puso el lazo final con la sutileza de su zurda.

dijous, 15 d’abril de 2010

Al Barcelona no le hizo falta recurrir a la exhibición para despachar al Madrid en un partido profesional y práctico. Al Madrid y, seguramente, la Liga entera. Pellegrini fue un quiero y no puedo frente a Guardiola. Quiso quitarle el balón y no pudo.

El balón, para el Madrid, es un problema. Y cuando se encuentra con equipos como el Barcelona, tener la pelota es como salir en cueros a la calle. Por eso el Barça no gastó demasiado combustible en desactivar a un rival menor. Lo esperó sin descomponerse, le jugó al fallo y si no lo trituró antes fue porque tampoco se vio en la necesidad imperiosa de darse un atracón. Bastaba con ganar el partido para ganar la Liga.

Cuando el Madrid disfrutaba de una superioridad ficticia, apareció Messi. Hizo un pequeño juego de prestidigitación -nada por aquí, nada por allá- y se quedó sólo delante de Casillas, a quien ejecutó con limpieza. El Madrid no entró en depresión pero tampoco en combustión. Alcanzó el descanso con la esperanza de que Pellegrini hiciera algo para sacudir el muermo.

El chileno no hizo nada. O, al menos, nada que no se esperase. Sacó a Guti y luego a Raúl y a Benzemá para que sus jefes no le hicieran reproche alguno. Guardiola, sin embargo, movió el equipo como quien se aburre haciendo el cubo de Rubik y lo repite treinta veces. Pedrito hizo el segundo y Messi pudo haber hecho un par de ellos más. Casillas se empeñó en que no se llevara el balón a casa.

El partido fue muriendo entre la impotencia del Madrid y la placidez del Barça. Ni siquiera parecía un clásico. Parecía uno de esos trámites que el Barça resuelve en el Camp Nou entre partido europeo y partido europeo. Demasiado simple.

divendres, 19 de març de 2010


Guardiola felicita a sus hombres



El entrenador del Barça elogió a su equipo y en especial a Messi y Touré, después de que el vigente campeón de la Champions League goleara al "miedoso" Stuttgart por 4-0.

El FC Barcelona ha ganado por 4-0 al VfB Stuttgart en el Camp Nou en el partido de vuelta de los octavos de final de la UEFA Champions League y se ha clasificado para los cuartos tras superar la eliminatoria por un global de 5-1. Por tanto, el vigente campeón seguirá luchando por defender el título logrado el pasado curso. Un estelar Lionel Messi, con dos goles, llevó en volandas al Barça mientras que Pedro Rodríguez y Bojan completaron la goleada. Josep Guardiola, entrenador del Barça, se mostró muy feliz por los suyos mientras que el técnico del Stuttgart, Christian Gross, lamentó que sus hombres fueran algo miedosos.
Josep Guardiola, entrenador del FC BarcelonaQuiero felicitar al equipo porque solamente el Manchester United FC, tras ser campeón, había logrado al año siguiente llegar a los cuartos de final. Hemos sido muy intensos todo el encuentro, muy agresivos, sin dejar pensar al rival. Thierry Henry hizo un buen partido frente al Valencia CF y le quería premier por ello. Zlatan Ibrahimović se ha tomado bien la suplencia. Sencillamente Lionel Messi ha estado muy bien, al igual que Yaya Touré, que es un animal. Tiene unas condiciones sobre humanas, con un gran despliegue físico. Es impresionante. Todos los rivales son muy buenos y habrá que hacer dos partidazos para pasar.
Christian Gross, entrenador del VfB StuttgartCreo que nos ha faltado la valentía que tuvimos hace tres semanas en Stuttgart. Nos ha faltado una mejor actuación defensiva y quizás con ello podríamos haber neutralizado el centro del campo. El Barça jugaba ante su público, son muy fuertes individualmente y colectivamente. Creo que la eliminación del Real Madrid CF les tenía en alerta. Nuestras opciones no eran muchas. Pronto el partido se les puso de cara y nosotros no aguantamos el ritmo. Messi es el mejor jugador de mundo, es fantástico e increíble, teniendo en cuenta que sólo tiene 22 años. Se le puede comparar justamente con Diego Armando Maradona.

divendres, 5 de febrer de 2010


El AtHleTic cON Pie en La FiNAl






De golpe el Atleti se puso a jugar al fútbol y al pobre Racing le aplastó un rodillo. Fueron cuatro goles, dos postes, varias ocasiones claras falladas y, sobre todo, la sensación de que la banda de feria habitual se puede convertir, si se pone a ello, en una orquesta más que apañada. Por lo que se ve, cuando los extremos deciden ayudar a los mediocentros y los defensas no se ponen a pensar en las musarañas, el equipo ya no se parte y la vida es más sencilla. Y si Agüero está iluminado, ya ni les cuento. ¡Qué futbolista!




El Racing acabó indignado con el árbitro, que fue un desastre. Reclama un discutible penalti por mano de Antonio López y, por encima de todo, el penalti del 3-0, que fue de traca. Toni Moral le hace dos faltas a Jurado, una zancadilla y un agarrón, y ambas son fuera del área. El problema no es que lo sean, es que lo parecieron y que el juez de línea en ningún momento señaló penalti. Fue Mateu quien por su cuenta y riesgo montó el lío. Los dos enfrentamientos que vivirán ahora en Santander van a ser calentitos.
Pero la barrabasada arbitral no cambia que el resultado, de ser algo, fue corto. A los siete minutos, Coltorti se lució ante Kun y en el córner consiguiente Tiago remató al palo. No fue una anécdota, fue una constante. En la siguiente jugada, Agüero empezó a driblar rivales como si fueran pivotes de entrenamiento y le puso el balón a Simao, que le reventó de volea.
El Racing reaccionó bien al gol, gracias a Canales. El chico no está en el césped para perder el tiempo. Cada pase suyo es gol o nada, ni uno es intranscendente. Si no llega a encontrarse con la mejor versión de Perea, esa que es un rayo y no se complica, habría dejado solos a sus compañeros ante De Gea en tres o cuatro ocasiones. Al final le faltó fuelle, pero el físico ya lo cogerá; el talento le sobra.
Pese a todo, las ocasiones seguían siendo del Atleti, que al fin tiene un doble pivote de nivel. Tiago le dio otro aire al equipo, toca, se ofrece, va y viene, siempre con criterio. Y de Assunçao no se habla, pero los peores partidos rojiblancos coinciden siempre con sus ausencias. No es coincidencia. Ayer, además, Reyes y Simao curraron como pocas veces. Y ambos tuvieron premio, el portugués marcó el primero y el de Utrera el segundo, ya en el 40', después de que Torrejón, Christian y Serrano fallaron al despejar un pase de Simao.
Cambio de plan.

Tras el descanso, el Atleti retrocedió dos pasos y buscó el contragolpe que, con Kun en estado de gracia, era siempre en superioridad, aunque fuera él solo contra tres. En uno de ellos, y tras una falta al poste de Simao, llegó el no-penalti del 3-0, que marcó Forlán. El uruguayo repitió cuando Torrejón, harto de verse regateado, pegó a Kun en el área como si estuviera en mediocampo.
Con el 4-0, el Racing se lanzó al ataque y descubrió a De Gea, que no sabe lo que es un despeje: balón que ve, balón que bloca. Y el broche fue un paradón fabuloso a cabezazo de Toni Moral. En el otro área, Jurado falló dos ocasiones clarísimas para redondear la fiesta del Calderón. Los aficionados locales se fueron del campo cantando y pensando que, además de media final de Copa, tal vez hayan ganado un equipo. Veremos, pero ayer así fue.
ESA CANCIóN es brutal !!!

dilluns, 1 de febrer de 2010